martes, 10 de julio de 2018

Palabras del Presidente-Comandante Daniel en el Cierre de la Caminata

Palabras del Presidente-Comandante Daniel
en el Cierre de la Caminata
por la Seguridad y la Paz
7 de Julio del 2018

Herman@s nicaragüenses, tod@s hij@s de esta Patria de Diriangén, de Sandino y de Rubén Darío, esta tarde, esta Marcha, esta Caminata de varios kilómetros donde han venido ustedes ahí, llen@s de Amor para combatir el odio, para enterrar el odio, llen@s de Amor para enterrar la maldad.
Estamos en el Mes de Julio, y dentro de pocos días estaremos llegando ya al 39 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista. Cuántas luchas se han librado en Nicaragua a lo largo de la Historia, con un objetivo para el Pueblo: La Paz, el Trabajo, el Progreso, la Dignidad. ¡Ser Libres y dejar de ser esclavos, eso es lo que quiere el Pueblo!
Hay quienes piensan ponerle nuevamente las cadenas al Pueblo, hay quienes se imaginan que porque la inmensa mayoría de nuestro Pueblo es un Pueblo trabajador, honesto, humilde, confunden la Humildad con la ignorancia, confunden la Humildad con la cobardía; y este es un Pueblo humilde pero Digno, humilde pero valiente, un Pueblo que ni se rinde ni se vende.
Estamos librando en estas semanas, en todos estos días, librando una vez más una Batalla por la Paz. Por un lado, los sembradores de la cizaña que señalaba Cristo por ahí andan, sembrando la cizaña, sembrando las prácticas terroristas, para asesinar a l@s Herman@s nicaragüenses, a sus Herman@s nicaragüenses, para asesinarl@s. Son los que siguen el ejemplo de Caín, que asesinó a su Hermano Abel; y cuántos Caínes financiando el Terrorismo, cuántos Caínes financiando los tranques, para que las Familias, para que las Comunidades, para que las Comarcas, para que los Municipios, se ahoguen, se desesperen y se rindan. ¡Y no se dan cuenta que este Pueblo no se rendirá jamás!
Que este País, esta Patria, esta Nicaragua venía progresando, venía avanzando, venía creciendo económicamente, en Paz, y con Seguridad. ¡Un ejemplo Nicaragua! Un País
con pocos recursos, muy pobre, es cierto, pero con su propio esfuerzo y también con Cooperación Internacional, de Pueblos Hermanos Solidarios, de Organismos Internacionales, Nicaragua creciendo.
Creciendo en Carreteras que habían venido prometiendo desde hace siglos los que habían gobernado Nicaragua, como la Carretera a San Carlos, Río San Juan, construida por el Pueblo Presidente. ¿Y quienes viven en esas Comunidades? Son Campesin@s, son Trabajador@s, son Familias que se dedican a la Agricultura, a la Ganadería. Para ellos es la Carretera.
Y la Carretera que estamos por inaugurar hacia Bluefields... ¿Cuántos habían prometido esa Carretera para que se conectara por tierra el Pacífico con el Caribe? ¿Cuántos habían prometido? Desde siempre todos los que pasaban por la Presidencia lo prometían. Ahora la Carretera ya es una realidad, y tanto la Carretera que va a San Carlos como la Carretera que va a Bluefields construidas con concreto para que resistan las lluvias que son abundantes en esos Territorios.
Construidas de concreto, porque el asfalto del pavimento el agua lo destruye con rapidez en Zonas donde hay mucha lluvia. Entonces dijimos: A construir con concreto. Como hemos venido construyendo con concreto las Carreteras que van cruzando hacia la Costa del Caribe en el Norte y que cruzan por Las Minas, donde habían unos grandes pegaderos y donde los pegaderos desaparecieron porque ya ahí se construyó con concreto y pueden pasar los vehículos. Y seguimos trabajando una ruta mejor y mucho mayor para l@s Herman@s.
¡Cuántas Carreteras, cuántos Caminos adoquinados por todos los Municipios de nuestro País! ¡Cuántos...! ¿Y qué es lo que han hecho los sembradores de odio? Destruir esos Caminos, incentivar y pagar para la maldad, a gente que en medio de su ignorancia, caídos en la delincuencia son parte de pandillas, les pagan y cometen todo tipo de tropelías.

¡Cuántos Herman@s asesinad@s en los tranques, cuántos Herman@s secuestrad@s en los tranques! Hace dos días tienen secuestrada a una Compañera de la Policía en el Departamento de Carazo, en Jinotepe, donde una banda de asesinos, financiada, estimulada, estimulada y financiada por los sembradores de odio, sigue cometiendo crímenes.
Han convertido esos lugares que ellos llaman de “protesta cívica”, de “protesta pacífica”, los han convertido en centros de tortura, en centros de terrorismo y, alimentando el odio, entonces, alimentando a los criminales y a los asesinos. Asesinos los que pagan para estos crímenes, también, y claro que sí, en primer lugar los que financian, los que estimulan, los que justifican estos crímenes, ¡asesinos, asesinos!
¡Que detengan esos crímenes! Ellos provocaron los actos de violencia en Abril. Ellos provocaron la muerte en Abril, entre Herman@s nicaragüenses. Y luego, desarrollando su Plan para derrocar al Gobierno del Pueblo, entonces han continuado con esa ola de crímenes, con esa ola de asesinatos, con esa ola de actos terroristas.
Y este Pueblo, este Pueblo que hoy ha caminado por las calles de Managua, son
delegaciones de los Barrios de Managua solamente. No es ninguna Caminata Nacional, ni siquiera es una Caminata de todo el Departamento de Managua... ¡No! Es la Caminata del Municipio de Managua, ¡y miren qué Caminata, miren qué Caminata!
Y estamos saludando el 39 Aniversario que vamos a conmemorar pronto, saludando las Gestas Heroicas para que Nicaragua tuviera Paz. Y saludándolas, ¿cómo? Comprometién-donos en seguir luchando por la Paz, para que desaparezcan de todo Nicaragua esos lugares, esos puntos donde se vienen cometiendo crímenes todos los días, crímenes que son justificados, como les decía, por aquellos que quieren convertir al Pueblo nicaragüense en esclavo, y no han terminado de entender que el Pueblo de Nicaragua dejó de ser esclavo para siempre el 19 de Julio de 1979.
Nosotr@s, Herman@s nicaragüenses, independientemente de lo que es el Pensamiento Político-Ideológico de cada quien, de lo que es la Creencia Religiosa, Cristo nunca dijo: Mata a tu Hermano... ¡Nunca lo dijo Cristo! Cristo dijo: “Ama a tu hermano como a ti mismo”, y eso es lo que tenemos que practicar l@s nicaragüenses, y eso es lo que deben de practicar tod@s, tod@s sin excepción, incluso aquellos que lanzan maldiciones y nos sentencian a muerte en nombre de Instituciones Religiosas, ¡incluso ellos!
Que se acuerden de Cristo, que se acuerden de Cristo, Cristo nos mandó a amarnos los unos a los otros, y ese ha sido nuestro esfuerzo en la Práctica Cristiana, Socialista y Solidaria, y seguirá siendo nuestro esfuerzo y es nuestro Compromiso, querid@s Herman@s nicaragüenses, para llevarles Bienestar aun en estos momentos difíciles, llevando los Programas Sociales en la medida de las capacidades que tiene en este momento Nicaragua, porque han desbaratado, han querido destruir la Economía del País. Aun así estamos cumpliendo llevándoles Beneficios a las Familias.
Pero lo más importante en estas circunstancias es la responsabilidad que tenemos tod@s l@s nicaragüenses, independientemente de estratos Económicos y Sociales. Aquí las Reglas las pone la Constitución de la República a través del Pueblo. Las Reglas no pueden venir a cambiarlas de la noche a la mañana simplemente porque se le ocurrió a un grupo de golpistas. Si los golpistas quieren llegar al Gobierno, pues que busquen el voto del Pueblo, y ya veremos si el Pueblo les va a dar el voto a los golpistas que han provocado tanta destrucción en estos días.
¡Que lo busquen! Ya habrá tiempo, tal y como lo manda la Ley, habrá tiempo para las Elecciones. ¡Todo tiene su tiempo! Mientras tanto, como lo venían diciendo ustedes en esta Marcha, que lo vienen diciendo de Corazón y se les ve en el rostro cuando lo vienen diciendo, porque en estas Caminatas y en estos Actos no vemos expresiones de odio, ¡eso no lo vemos! Vemos expresiones de Dignidad, vemos expresiones de Solidaridad, y vemos un total Compromiso en la Lucha por la Paz en Beneficio de tod@s l@s nicaragüenses.
¡Que Viva la Paz!
¡Que Reine la Paz!
¡Y que Viva Nicaragua,
Bendita y Siempre Libre!


Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


miércoles, 4 de julio de 2018

La situación de Nicaragua, bajo un refinado estilo de golpe blando tropical

Llevamos muchos días de una asonada política en Nicaragua, el manual coincide con otros procesos “golpes de estado”, ahora refinados con el estilo de golpe blando tropical, pero con una carga de mucha violencia, odio y manipulación mediática, el libreto empieza con la desinformación en el ámbito nacional e internacional redes sociales que desencadenan noticias falsas y se convierten en verdades, además desde Washington se financian presiones de todo tipo para desestabilizar el país.

Llevamos diez años observando una oposición atacando al gobierno sandinista, sin reconocer los logros y el avance que logro el gobierno hasta abril del 2018, todos políticos de derecha y resentidos/as han promovido por debajo de la alfombra una constante vitalización hasta llegar a un golpe de estado con la etiqueta #SOS NICARAGUA, para bajar del gobierno a Daniel Ortega y subirse ellos/as, el caso es que hasta antiguos ex funcionarios Sandinistas, defienden este proceso creado por Gene Sharp un profesional contratado por la Central de Inteligencia Americana (CIA), para desarrollar un sutil golpe de estado, “no violento”.

Este método es tan efectivo que los hechos acaecidos al inicio de este conflicto, cuando nunca pasó nada  e incluso mientras sucedía y aun cuando no estaba sucediendo. No importaba… Es un acto de hipnosis brillante, incluso ingenioso y altamente exitoso “. Había que garantizar que los sectores no bien informados atacaran al gobierno dentro y fuera del país, para desestabilizar Nicaragua y borrar del mapa político a Daniel Ortega.

Este fenómeno tiene muchas similitudes con Venezuela, lo nuevo es que esta Guarimba 2.0, no ha logrado tener un liderazgo, adelantar elecciones es un tema difícil ya que los opositores derechistas no han podido construir su nuevo partido.

El movimiento opositor vendió al mundo la imagen de un combatiente con una herramienta cacera enfrentando a un militar con un arma de guerra, eso es pura ilusión manipulada en las redes sociales, en la práctica tienen, muchos recursos económicos que desde hace 10 años les ha enviado congresistas y agencias de Estados Unidos, han comprado armas, contrataron mercenarios y lograron colocarse con facilidad en la prensa internacional, el manual indica que ellos son las víctimas, tal y como reza el manual; Los 5 pasos para derrocar un gobierno.

Las noticias internacionales informan que congresistas de los Estados Unidos entregan recursos a los llamados “auto convocados”, se eleva la imagen del estudiante y al final observas a un tipo que no es estudiante; sino un delincuente marero con armas de guerra cobrando, secuestrando en las carreteras, destruyen instituciones del gobierno y por supuesto cuenta con el respaldo de algunos obispos de la iglesia católica, partidos políticos y el Movimiento Renovador Sandinista y algunos resentidos/as, aquí el manual deja de ser “golpe blando”, y se criminaliza, aquí se equivocan con Gene Sharp, cuando dice que “la Violencia ya no es efectiva”.

Una breve síntesis de lo pasa en Nicaragua.

  1. Hasta el 16 de abril el gobierno del Comandante Daniel Ortega llevo al país a un crecimiento estable por encima de la región, con seguridad ciudadana, avances en la agricultura y los beneficios sociales para las grandes mayorías, pero para llegar a esos números positivos tuvo que hacer acuerdos con un sector de la iglesia y los empresarios, no abrió las oportunidades para las aspiraciones políticas de la derecha y eso por algunos es considerado un grave error, pero ellos en 16 años de neoliberalismo no habían llegado a esos logros.
  2. El decreto que desencadeno este conflicto y fueron las reformas a la seguridad social, ya nadie lo menciona ni lo recuerda es mas no se habla más de eso y fue la gota que derramo el vaso, el gobierno suspendió el decreto, pero ahora los opositores no les interesa.
  3. Hay una manipulación de llamar estudiantes a los que iniciaron la protesta, pero que ahora los “estudiantes” son una agrupación delincuencial asesorada por mercenarios ya identificados algunos de las maras centroamericanas (El Salvador y Honduras). Los políticos de derecha aprovechan esta crisis para obtener espacios en un nuevo gobierno al adelantar las elecciones, aunque ellos no se han puesto de acuerdo aún.
  4. Ya el denominado golpe suave, está bajando de categoría, hay mucha desesperación, por eso sus golpes son llenos de odio, violencia y para destruir las instituciones del gobierno.
  5. Esta crisis en Nicaragua es más urbana, debido a que los sectores de la producción campesina no están en la oposición a excepción de un sector de tres municipios que desde hace 5 años fueron activados por el movimiento renovador sandinista para luchar contra el canal, el resto de la producción campesina no está movilizada con este sector.
  6. Es un plan golpista no para democratizar el país es un movimiento que demanda un cambio de gobierno en circunstancias fuera de las contusiónales, y se reconocen como golpistas ya que han mencionado el libro del genocida Gene Sharp como una fuente de estudio para dominar el paso a paso de lo que él llamó “Revolución Pacífica”.
  7. Este movimiento no es auto convocado, sino un movimiento desde antes bien organizado, no surgió de forma espontánea producto de un estallido social los políticos tradicionales, la iglesia y los empresarios estaban a la caza de una protesta para lanzarse como depredadores en contra del gobierno y desde antes estaban en reuniones con los congresista de Estados Unidos y habían creado redes de ONG pro derechos humanos, sociedad civil y partidos fantasmas, dirigido todo esto por resentidos/as y viejos políticos del país. En su mayoría, traidores del sandinismo y del liberalismo que nunca habían superado el 1% en la intencionalidad de voto en el país y ahora pretenden presentarse como voceros del pueblo de Nicaragua.
  1. Muchos de esos políticos tienen estrecha coordinación y apoyo financiero de actores políticos externos, en específico y ya documentado, la USAID y congresistas norteamericanos, desde hace tiempo realizaron gestiones con la congresista de origen cubano, Ileana Ros-Lethinen, y toda su jauría presentara en la Cámara de Representantes la controversial iniciativa legislativa conocida como Nica Act.
  1. Con el apoyo de la USAID iniciaron con protestas contra fraude electoral, protestas anti-canal, campaña por el abstencionismo, cabildeo de la NICA-ACT, protestas por feticidios y protestas por Indio Maíz. Hasta llegar al detonante que los llevo a completar el libreto.

  1. Con el apoyo parcializado de la CIDH, hay que recordar que el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, de visita en Nicaragua, visito a una pandilla de oposición armada en Managua estos atacaron a partidarios sandinistas desarmados que regresaban de una marcha por la paz. Las redes sociales informaron de inmediato que los sandinistas estaban atacando a manifestantes estudiantiles pacíficos de la oposición. Paulo Abrão llegó a la escena, solo para despertar a los partidarios de la oposición diciendo: “Continúa la lucha, tienes razón, tu lucha es justa, ¡te apoyamos!”.

  1. En la actualidad el intento de golpe de estado de la oposición ha fracasado claramente y ahora están obligados a operar dentro del marco institucional legal actual definido por la Constitución de Nicaragua. Sin embargo, en el futuro previsible, la violencia de la oposición probablemente continuará, con el objetivo de crear un clima constante de temor y odio alimentado con la falsedad sistemática de los medios.

  1. La tareas central debe ser un retorno a la racionalidad entre la población en general que está atrapada en una especie de psicosis colectiva. Como dice Carlos Fonseca Terán, “sus mentes y almas están siendo atacadas por una maquinaria científicamente diseñada para lograr eso … como parte del Pueblo y defensores de los intereses del Pueblo, no podemos caer en el error de ver a las personas comunes que están atrapadas en esta guerra psicológica como culpables, o como nuestros enemigos. ¡Ellos no son! Por el contrario, son nuestra gente y tenemos que seguir defendiéndolos”. Y añade:” Es como cuando un partido de izquierda pierde elecciones, tampoco es culpa del pueblo, es que las fuerzas revolucionarias no estaban a la altura. logrando su objetivo. No es que la gente tenga que estar a la altura de nosotros. Somos nosotros quienes tenemos que estar a la altura del pueblo”.

Estamos atrapados en un sistema político internacional en donde la izquierda de nuestra América Latina, se queda perpleja ante los escenarios que no son más que viejos esquemas de agresión del gobierno de Estados Unidos, que ahora utilizan con más sutileza y con un enfoque ideológico de algunos líderes de izquierda resentidos/as, que manipulan buscando en los gobiernos progresistas la perfección cuando ellos jamás volvieron a la lucha de clases ni se desligaron de ser miembros de la alta clase media, curiosamente construyeron ONG de Derechos Humanos para continuar viviendo los privilegios de sus anteriores cargos en el Gobierno.
Atrás quedaron aquellos teóricos del socialismo real que hoy ni se inmutan cuando el imperialismo ha mejorado sus análisis políticos aprovechando la modernidad y las redes sociales para aplicar métodos que la CIA oriento en la década de los 70 para provocar en este nuevo siglo la denominada la Revolución de Colores, la Primavera Árabe y los Golpes Blandos.
Los que vivimos en Nicaragua, observamos que antiguos funcionarios ex sandinistas se unieron a la protesta para aprovechar privilegios de un nuevo gobierno de extrema derecha, una oposición que usa los símbolos de la revolución popular, con música testimonial, consignas de la lucha revolucionaria y con algunos participantes de la música testimonial ahora venidos al mejor postor, toda esa imagen que fue importante en la lucha de los años 70 y 80 de la Revolución Popular Sandinista, tienen similitud, a excepción de que en aquella época luchábamos por construir el socialismo, ahora es por promover un golpe de estado para destruir los logros del gobierno y vender su alma a la medida de los designios de Washington.
No tratamos de bendecir el gobierno del Comandante Daniel Ortega, sabemos que cometió errores, pero no era necesario destruir la economía del país, activar la delincuencia, acelerar el crecimiento del narcotráfico, quema de instituciones públicas, persecución y odio hacia los que Sandinistas que trabajan para el gobierno, destrucción de calles y carreteras y el desprestigio internacional del país, quien ya había construido una estabilidad social independientemente que concentrara mucho poder y no abriera espacios para viejos y actuales políticos del imperio, ahora debemos incluir al M19 de jóvenes auto convocados.
Finalmente, mi solidaridad con las víctimas de ambos lados, a sus familias, estamos de luto, me duele y quiero volver a mi Nicaragua de paz y amor. Ahora todos y todas tenemos que trabajar para el cese del odio y la violencia venga de donde venga, que no siga la inseguridad, muerte y destrucción de bienes públicos, instamos que el dialogo debe ser la solución que necesitamos, es urgente primero trabajar por el libre tránsito. La seguridad ciudadana y después por la constitucionalidad democrática, los derechos humanos, el estado de derecho de nuestro país, todos/as debemos construir en armonía la sociedad del futuro; a lo inmediato…Nicaragua merece vivir en paz.
Faustino Torrez, Relaciones Internacionales ATC, Nicaragua, Julio 2018.


Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


Comprueban que EE.UU. financia violencia en Nicaragua

Grupos opositores viajaron a EE.UU. para solicitar "apoyo" a representantes del Gobierno y continuar con las acciones para sacar al presidente Daniel Ortega.

El periodista estadounidense Max Blumenthal comprobó que el Gobierno de Donald Trump ha financiado a los grupos extremistas que generaron los hechos de violencia en Nicaragua, ocurridos desde el pasado 18 de abril.
El reportero independiente publicó un trabajo de investigación donde demostró que organizaciones como la  Fundación Nacional para la Democracia (NED, por su sigla en inglés) entregó recursos a supuestas organizaciones civiles nicaragüenses, quienes han impulsado acciones violentas en contra de la gestión del mandatario Daniel Ortega.
Blumenthal informó que, en junio pasado, el grupo opositor denominado "M19" viajó a Estados Unidos (EE.UU.) para solicitar "apoyo" a representantes gubernamentales, como los senadores conservadores Ted Cruz y Marco Rubio y la representante Ileana Ros-Lehtinen.

"Un mes antes de las reuniones del M19 con legisladores ultraconservadores en Washington (...), la NED afirmó sin rodeos que las organizaciones respaldadas por ella han pasado años y millones de dólares 'sentando las bases para la 'insurrección' en Nicaragua", refiere sobre el artículo publicado en la web de Global Americans.
Según el texto escrito por el director académico de la Escuela de Capacitación Internacional en Nicaragua, Benjamin Waddell, "la NED ha gastado $ 4,1 millones en el país desde 2014", para respaldar a 54 grupos y así tengan una mayor presencia en la política y "sentando las bases para la insurrección".

Gobierno de EE.UU. detrás de las protestas

En abril pasado, el presidente Ortega anunció que el sistema de seguridad social sería reformado, lo que provocó que un sector de la población expresara su rechazo a la medida. Según Blumenthal, tras iniciar la ola de violencia, la NED trató de ocultar los nombres de los grupos que financia en Nicaragua.
"Hagamos Democracia , o Let's Make Democracy, es el mayor receptor de fondos NED, cosechando más de $ 525,000 en subvenciones desde 2014", precisó el reportero y agregó que "el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) de Managua, cuyo presidente es Félix Maradiaga, recibió al menos $ 260,000 del NED ".
Por otro lado, reiteró que la NED y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su sigla en inglés) han impulsado el cambio de Gobiernos latinoamericanos si tienen una política socialista. "En Nicaragua, el presupuesto de Usaid superó los $ 5.2 millones en 2018, la mayoría destinados a la capacitación de la sociedad civil y las organizaciones de medios", destacó.



Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


NICARAGUA ¿Quieren hacer una revolución?

Por Carlos Fonseca Terán

¿Quieren hacer una revolución? Exijan la expropiación de los explotadores en vez de defenderlos; proclamen el derecho de los trabajadores a ser propietarios, y promuevan un modelo político en que el poder sea ejercido directamente por el pueblo a través de asambleas territoriales y sectoriales de ciudadanos, desde el barrio y la comunidad hasta el nivel nacional.

¿Quieren hacer una revolución? Apoyen en vez de atacar a los campesinos y pobladores en extrema pobreza que se toman las tierras de los terratenientes explotadores.


¿Quieren hacer una revolución? Demanden más recursos para los programas sociales en vez de denigrarlos; más crédito para los pequeños productores en vez de apoyar a los banqueros que se los niegan; más tierras a los campesinos en vez de apoyar a los terratenientes que se las quitan y los explotan; financiamiento para la formación de empresas propiedad de trabajadores que estén en el desempleo o que decidan dejar de ser asalariados.

¿Quieren hacer una revolución? Pidan al Estado colocar sus recursos en instituciones crediticias de carácter social y no en la banca privada.

¿Quieren hacer una revolución? Propongan nuevos sistemas de evaluación y admisión en las universidades públicas, que tomen en cuenta la disparidad que aún existe entre colegios públicos y privados en la calidad en la enseñanza, e incluyan programas de nivelación.
¿Quieren hacer una revolución? Defiendan el derecho de la sociedad a ejercer control sobre los medios de comunicación para impedir que éstos hagan de la mentira un negocio y para que no sigan envileciendo el alma de niños y adultos transmitiendo a cualquier hora del día, imágenes agresivas a la sensibilidad humana.

¿Quieren hacer una revolución? Dejen de ser monaguillos políticos y promuevan la eliminación de los privilegios que el Estado (en contradicción con su carácter laico) otorga a la Iglesia Católica con exenciones de impuestos y demás beneficios.

El problema sería que esa revolución, la única y verdadera nueva revolución que podría hacerse en Nicaragua, no la apoyarían ni el gobierno norteamericano, ni la "sociedad civil" que éste financia, ni los empresarios, banqueros y terratenientes, ni la Iglesia Católica, ni los políticos de la derecha.

¿Quién la haría entonces si fuera necesaria? Los únicos que siempre la hemos hecho: LOS SANDINISTAS a la vanguardia del pueblo nicaragüense, y de hecho ya hay condiciones para ir avanzando en algunas de estas cosas, hacia la tercera etapa de la única revolución que hay en Nicaragua, que es Revolución Sandinista.

¿Quieren hacer una revolución? Vénganse para acá y hagámosla juntos, desde las filas de la única fuerza política revolucionaria que hay y habrá en este país: EL FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.



Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


martes, 3 de julio de 2018

Carta abierta a Pablo Iglesias de Podemos desde Nicaragua


Estimado Pablo Iglesias, 

Desde Nicaragua he presenciado el surgir y la evolución de Podemos y de su figura en España como un soplo de aire fresco en la arena política internacional y como una novedad positiva para la construcción de un mundo capaz de superar las limitaciones estructurales que nos han arrastrado a la crisis civilizatoria actual, de profundo calado social, económico y medioambiental.
Sin embargo, tras su reiterada intermitencia con temas que no abordaré en esta carta y, finalmente, su reciente posicionamiento en el programa Fort Apache en relación a la crisis que estamos viviendo en Nicaragua[1], he de decir que me ha provocado una gran decepción, llevándome a cuestionar seriamente las posibilidades de su partido para ofrecer una alternativa política a la ciudadanía española, y para que su país desempeñe a nivel internacional un papel más reivindicativo por la justicia y la paz, que el que ha venido jugando en las últimas décadas, especialmente de cara a los pueblos latinoamericanos.

En primer lugar, quiero recriminarle su falta de sensibilidad y la de sus contertulios para con las personas que estamos viviendo esta campaña del terror en Nicaragua, ya que en sus intervenciones ignoraron en gran medida las decenas de ataques terroristas que hemos sufrido en este país en los últimos dos meses, los cuales nos han dejado un saldo de 198 vidas segadas hasta el momento y cuantiosos daños a la infraestructura, especialmente a la infraestructura pública, cuya estimación asciende a los 183 millones de dólares aproximadamente, según el último informe oficial[2], lo que equivale al 1.3% del PIB nicaragüense del año 2017. En un momento como el que estamos atravesando en Nicaragua, centrar su programa en las críticas a la figura y el liderazgo de Daniel Ortega, y en la historia política del partido del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), me resultó doloroso. Ignorar la abrumadora violencia de la que estamos siendo víctimas, y no sólo no denunciarla, sino incluso justificarla amparados en prejuicios culturales y en los errores del FSLN, es un desprecio absoluto a la dignidad de nuestro pueblo.
Centrar su programa en la cuestión de si nuestro país es o no sandinista, es seguir promoviendo clichés y jugar con la ignorancia del público de su programa. El sandinismo, además de ser una fuerza política de capacidad organizativa ejemplar, es una escuela de pensamiento político que surgió dando respuesta a las problemáticas propias de las naciones latinoamericanas. Ningún país, ni siquiera la cuna de Sandino, podría plantear que su población en bloque asume los valores sandinistas, porque eso equivaldría a decir que vivimos en un país de pensamiento unidireccional, sin disenso, en un país donde no se permite la divergencia ideológica y política. En Nicaragua, se lo aseguro, no vivimos en un país así. Está claro que tanto usted como sus invitados poseen un conocimiento bastante limitado sobre la diversidad política, religiosa, étnica y social que nos caracteriza.
Seguidamente, las críticas a la figura de Ortega en su quehacer político y en lo que respecta a su historia personal, muestran la parcialidad absoluta de sus invitados, alineados casi completamente con los discursos vertidos a la opinión pública por Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal, Gioconda Belli o Carlos Fernando Chamorro, militantes todos ellos del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y enemigos acérrimos de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a los que profesan un intenso odio personal, para todos conocido. Daniel Ortega es un hombre, tan imperfecto como cualquier otro hombre, pero ha ganado tres elecciones en fila, limpiamente,  y con un apoyo amplio de la ciudadanía. Su liderazgo político tanto dentro del FSLN como fuera de él, es incuestionable en Nicaragua, mal que les pese a ustedes y a las figuras del MRS. Así lo indican incluso las encuestas de alcance regional, entre ellas el Latinobarómetro, que en octubre del año pasado reflejaba una aprobación a la gestión del Gobierno nicaragüense del 67% de la población, la mayor de toda América Latina, y a mucha distancia de la aprobación a gobiernos como el de Uruguay (41%), Argentina (36%), Chile (33%) o Colombia (30%), por poner algunos ejemplos[3].
También fue evidente su alienación y la de sus invitados con los medios de alcance masivo vinculados al poder financiero y corporativo, como lo es El País en España, o El Nuevo Diario, La Prensa y el Confidencial en Nicaragua, estos dos últimos sostenidos inclusive por el apoyo financiero de instituciones de gobierno estadounidense, así que ya me dirá usted qué clase de libertad de pensamiento está promoviendo su programa en la audiencia española. Pareciera que no existieran otros medios donde conocer la lectura que está haciendo el gobierno de Nicaragua y que estamos haciendo los defensores de la soberanía de Nicaragua sobre los hechos acontecidos desde el 18 de abril. Pero los hay, lo que me lleva a concluir que el silencio de la mesa sobre la perspectiva de un golpe de Estado en Nicaragua, más que su torpeza intelectual, indica su complicidad con los poderes fácticos que nos están atacando.  
Parece que también ustedes están satisfechos con la sociedad de juguete en la que quieren convertir a la ciudadanía global, incapaz de desarrollar un criterio propio desde el que interpretar la realidad política actual. La cantidad de hechos y detalles que cuestionan la versión mainstream de la “insurrección popular” y de las “protestas pacíficas” son tan abrumadoras, que no es posible ignorarlas. Pero usted y sus contertulios prefieren mirar hacia otro lado. Prefieren puntualizar los errores de Ortega y su partido, incluso dándose el lujo de emitir juicios sobre decisiones políticas que no se pueden comprender desde la realidad política española, reproduciendo una posición academicista y colonialista con la que – sinceramente – creía que usted no comulgaba. Me equivoqué. Incluso una de sus invitadas llegó a desacreditar la posición de Augusto Zamora, la única voz de la mesa que podría explicar el significado de las decisiones políticas tomadas por el FSLN en el pasado. No nos sorprende: como siempre, el academicismo español está por encima de la verdad de los pueblos latinoamericanos. 

Tal como intentó explicarles el Sr. Augusto Zamora, las decisiones políticas que tuvo que tomar el FSLN para llegar al poder en el 2006 fueron necesarias para ganar esas elecciones y cumplir con el compromiso histórico del partido con sus bases, sumidas en la pobreza y la extrema pobreza a raíz de los estragos de la guerra contra EE.UU. en los 80, y del legado de las políticas y las prácticas de corrupción de los gobiernos neoliberales de los 90. Decisiones para muchos desagradables, pero necesarias, que se tomaron por el sentido de responsabilidad política del FSLN, para poder gobernar en este país e imprimir para Nicaragua un destino diferente al del resto de los países centroamericanos (Costa Rica incluida), enclaves del narcotráfico regional y vasallos del imperialismo en LAC.
Las críticas vertidas en su programa a los acuerdos políticos celebrados con Arnoldo Alemán y al  modelo de gobierno nicaragüense, asentado en parte en las alianzas con la Iglesia católica nicaragüense y con el Consejo  Superior de la Empresa Privada, desconocen la historia y el contexto social y político de mi país, que ha estado sujeto a la injerencia de EEUU desde la misma fundación de la República[4]  en 1821 y que es de arraigada tradición católica, la cual nos fue impuesta a sangre y fuego por el colonialismo español. Sin esos acuerdos y alianzas políticas, tan criticados en el discurso de los sectores antisandinistas que ustedes han decidido reproducir como autómatas durante su programa, el FSLN no sólo no hubiera llegado al poder, sino que le habría sido imposible lograr la estabilidad política y económica necesaria para desarrollar un modelo de gobierno como el que se ha implementando desde el 2007, el cual ha logrado sacar de la pobreza al 17.6% de la población en el periodo 2009-2016, aumentar la cobertura eléctrica del 54% al 94% de la población en diez años e imprimir un ritmo de crecimiento estable cercano al 5% del producto interior bruto en los últimos nueve años.
Vincular al ciclo económico las mejoras en las condiciones de vida del pueblo nicaragüense sin reconocer los logros de la gestión pública del gobierno – como hizo uno de sus panelistas – es desconocer que Nicaragua ha superado su condición como el segundo país más pobre de toda América Latina y del Caribe, en una región asolada por la inseguridad y la pobreza: según los datos del CEPAL[5], mientras la pobreza en Guatemala y Honduras alcanzaba a un promedio del 60% de sus poblaciones respectivas para el 2014, en Nicaragua vivían en esta condición el 29% de la población y la extrema pobreza alcanzaba al 8%. Por el contrario, en Honduras la extrema pobreza alcanza al 44% de su población, y en Guatemala al 30%. Pero ustedes prefieren cuestionar las decisiones económicas del gobierno nicaragüense, reproduciendo sin filtros las críticas repetitivas y vacías de los opositores del FSLN. Dígame usted qué gobierno ha sido capaz de construir  un modelo económico desvinculado del capitalismo neoliberal que nos ha absorbido a todos. Solamente Cuba ha logrado mantener un modelo así, y todos sabemos el costo enormísimo que ha tenido que pagar el pueblo cubano por defender su soberanía.
Al contrario de usted, Daniel Ortega siempre ha sido consecuente con sus principios, apoyando a los gobiernos que –como Nicaragua – se han distanciado de los lineamientos políticos de EE.UU. De igual manera, siempre ha promulgado y llamado a la unidad de los pueblos latinoamericanos y exigido el derecho a la autodeterminación de los mismos. Ustedes no pueden comprender el valor de este compromiso del gobierno sandinista y de Daniel Ortega a nivel regional, porque nunca han experimentado el acecho de la potencia del norte, sino que más bien ustedes mismos son los aliados de esta potencia, herederos de un pasado colonialista y hacedores de un presente injerencista sobre los países latinoamericanos, como bien pudimos observar a través del golpe de Estado a Chávez en el 2002, el apoyo de la Embajada española a los liberales en las elecciones de Nicaragua del 2006, o través de su falta de compromiso con la defensa de los valores democráticos durante el impeachment a Fernando Lugo en Paraguay en el 2012.
La defensa de la soberanía nacional y de la unidad latinoamericana, y la lucha contra el empobrecimiento de las mayorías excluidas en Nicaragua, son los verdaderos principios del sandinismo, que ustedes no son capaces de identificar y que los intelectuales del MRS – que ustedes tanto admiran – no pueden compartir, a pesar de quererse llamar sandinistas, porque ellos son parte de esa minoría de la burguesía criolla que ha mantenido y se ha beneficiado de esas condiciones de explotación sobre las mayorías empobrecidas de Nicaragua. Ahí deben encuadrar ustedes la posición de Ernesto Cardenal o de Gioconda Belli, cuyo poema dio entrada al debate sobre la crisis nicaragüense en su programa. Me imagino que antes de dar legitimidad a las palabras de la Sra. Belli, se dio a la tarea de estudiar un poco su historia familiar. Sabrá por tanto que las políticas puestas en marcha por su hermano Humberto Belli, exministro de educación en los 90 y miembro del Opus Dei en Nicaragua, supusieron la expulsión de miles de niñas, niños y jóvenes nicaragüenses del sistema escolar, cuya privatización fue casi absoluta[6]. Que privilegio para la Sra. Gioconda haber nacido en la familia Belli y que sus hijas no hayan tenido que sufrir los “costos” sociales de las decisiones políticas de su tío. Muchos otros nicaragüenses nacidos a finales de los 70 y en los 80, no han tenido esa misma suerte.  

Reflexionando sobre la coherencia del ideario político de la Sra. Gioconda Belli quien, por cierto, es ciudadana norteamericana residente en EEUU desde la década de los 90, doy por sentado que tanto usted como sus invitados, en sus profundas lecturas sobre la historia política de mi país, pudieron darse cuenta de que el partido político en el que milita la Sra. Gioconda se presentó a las elecciones nacionales del 2016 en alianza con el Partido Liberal Independiente. Imagínese Sr. Iglesias, es como si su partido se hubiera presentado en alianza con el Partido Popular a las elecciones. Una total incoherencia. ¿Qué sandinismo puede profesar esta señora y los colegas de su formación política si se prestan a concurrir a unas elecciones en alianza con la extrema derecha nicaragüense? No puedo comprender la hipocresía de la Sra. Belli al llenarse la boca reclamando para sí misma y para los suyos la fidelidad al verdadero ideario sandinista, cuando su política se ha caracterizado por una total incoherencia con estos valores.
Pero ustedes prefieren hacerse los tontos, los ciegos y los sordos, y tragarse el producto mediático que con sus tintes revolucionarios ha encandilado a los programas de análisis políticos orientados al consumo de masas, como el suyo. Prefieren faltar a la ética y mantener al pueblo español en la ceguera histórica, en la ignorancia y en su ausencia de toda responsabilidad en la conformación del sistema mundo y de su esquema de poder, el mismo que nos llevado hasta dónde estamos y que ustedes con su complicidad han elegido seguir reproduciendo.No vaya a ser que se rompa el encantamiento de su impostura, de su coleta, de sus camisas blancas y de su incapacidad para plantar cara al legado histórico que hemos heredado, y que continuaremos arrastrando porque, desde aquí, nos ha quedado bien claro el lugar que usted ha decidido jugar en la historia. Un package atractivo sin mucho contenido.

Desde la Nicaragua diversa, multiétnica, multilingüe y solidaria,

Walter Augusto Solís Aguilar

Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


miércoles, 27 de junio de 2018

¿POR QUÉ LOS GRINGOS DECIDIERON MONTARLE A DANIEL ORTEGA UN GOLPE DE ESTADO?

 
Por Amaru Barahona

Un amigo me preguntó:
- ¿”Por qué los gringos (se refería a las 15 agencias que, incluida la CIA, conforman la “comunidad de inteligencia” de USA), decidieron montarle a Daniel Ortega un golpe de Estado si la política económica de su gobierno ha estado rigurosamente tutelada por el FMI; y el crecimiento económico de que ha hecho gala (un promedio próximo al 5 % anual) ha sido un crecimiento neoliberal, con sus característicos rasgos de profundización de la desigualdad. Aunque haya tratado de paliar los efectos de las políticas FMI, con programas asistenciales mientras contó con la ayuda venezolana?
Le respondí:
*) Por algo que la demonización de Ortega se niega a ver, y que los gringos no pueden perdonar. Me refiero al grado de independencia en política internacional que ha practicado su gobierno:
-) Las relaciones de colaboración con Rusia, China, Irán, Libia (antes que tumbaran a Gadafi), Cuba, Venezuela.
-) La defensa consecuente de la causa palestina.
-) La integración al ALBA, la promoción de la CELADE y la integración latinoamericana.
-) El papel protagónico que jugó en defensa del gobierno legítimo de Mel Zelaya en Honduras, contra el golpe de Estado duro (nada de blando) cuyas secuelas aún padece el pueblo hondureño.
-) La presidencia de Miguel d'Escoto (ya fallecido) en la Asamblea de la ONU, quien desarrolló una gestión brillante y de elevado consenso, en pro de la democratización de ese organismo.
-) Algo que los medios han tratado frívolamente: la firma de un acuerdo con los chinos para construir un canal interoceánico. En realidad, detrás del acuerdo estaba el gobierno chino y su estrategia de construcción de redes de infraestructura a nivel mundial para la comercialización de sus mercancías (“La Nueva Ruta de la Seda”). Los chinos han gastado en este proyecto entre 700 u 800 millones de dólares sólo en estudios (estudio de impacto ambiental y estudio financiero, realizados por las firmas más prestigiosas del mundo en su campo). El proyecto se estancó, o perdió viabilidad, por razones que me demandarían mucho espacio explicar aquí.
-) El ejército se salió del “tubo” estadounidense, y los soldados nicas ya no participan en las guerras imperiales, como cuando el presidente Bolaños los mandó como carne de cañón a la guerra de Irak.
- La DEA no dirige la lucha contra el narcotráfico.
*) Por que los gringos encontraron los cómplices nativos para echar andar el golpe: los MRS (“movimiento de renovación sandinista”) y su cadena de ONG mercenarias.
*) Por último, hay que considerar que el golpe de Estado se monta en un contexto en que los gringos están empeñados en recuperar su “patio trasero” latinoamericano. Han desatado una ofensiva implacable, en concurso con las oligarquías colonizadas, para desestabilizar y destruir todos los gobiernos que han manifestado algún grado de independencia, por mínimo que sea, respecto a las directrices de su política exterior.


Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde
 


Nicaragua : del terrorismo considerado como el arte de manifestar

Por Alex Anfruns
Desde hace dos meses, Nicaragua atravesa una gran crisis política, alimentada por los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y un movimiento insurreccional. Las organizaciones humanitarias informan un registro aterrador de cerca de 200 muertes. Esta violencia compromete los intentos de negociaciones políticas, por eso es necesario entender quién tiene interés en paralizar a este país de América Central. ¿Cuáles son las motivaciones de los manifestantes y las fuerzas de la oposición? ¿Es el gobierno nicaragüense el símbolo de la tiranía absoluta como algunos lo afirman?

Lo que prendió fuego a la pólvora fue un proyecto de reforma de las pensiones. Para evitar la privatización de la seguridad social según lo recomendado por el FMI, el gobierno quería aumentar las contribuciones tanto para los trabajadores como para los patrones. Ante la protesta, el gobierno dio marcha atrás y retiró su plan de reforma. Pero las protestas continuaron sin que nadie pudiera entender cuál era su propósito. Para detener el ciclo de violencia, los portavoces del gobierno llamaron a los descontentos a participar en las comisiones de paz. Insistieron en su voluntad de escuchar las diversas demandas y promover la expresión de la oposición política. No sirvió de gran cosa. Las llamadas al diálogo del gobierno fueron rechazadas.
Incluso fueron percibidas como un signo de debilidad, galvanizando a los jóvenes manifestantes del movimiento M-19. Sin un programa, este movimiento simplemente llama a derrocar a la “dictadura” acusada de estar en el origen de la “represión”. Además, los medios internacionales se alinearon sin reserva sobre estos manifestantes, considerados como la quintaesencia de la sociedad civil, a pesar de su nihilismo y su extremismo. Pero la actitud del M-19 plantea varias preguntas. Al rechazar cualquier solución política y promover la violencia, el movimiento ofrece un pretexto ideal para los adeptos del “cambio de régimen” y del “caos constructivo” ya aplicado en países como Libia, Iraq o Ucrania.
El 14 de junio, la operación del M-19 de desplegar “tranques” (barricadas) en ciertas áreas de la capital Managua, así como en ciudades cercanas como Masaya o Granada, fue apoyada por un “paro nacional” de 24 horas. Esta huelga fue convocada por el COSEP, la principal organización de empresarios. Sí, en Nicaragua, ¡son los jefes quienes llaman a la huelga! ¿El mundo al revés ? El hecho es que el movimiento no fue seguido por la mayoría de los trabajadores, ni por las pequeñas y medianas empresas. Pero permitió evaluar el equilibrio de poder y mantener la presión hasta la siguiente fase. El 16 de junio, día en que debía reavivarse el diálogo de paz entre la oposición y el gobierno, un nuevo episodio de violencia extrema apareció en los titulares de los medios internacionales.


El macabro incendio de la casa Velásquez


Primero, los hechos. El 16 de junio, un grupo de encapuchados prendió fuego a un edificio en Managua utilizando cócteles molotov, causando seis muertes, entre los cuales un niño de dos años y un bebé de cinco meses. Un taller de colchones ocupaba la planta baja del edificio, mientras que el propietario y su familia residían en la primera planta. Algunos vecinos dijeron que vieron a matones arrojar sus cócteles al edificio, y que los francotiradores habrían evitado que la familia escapara. La tesis accidental fue, por lo tanto, inmediatamente rechazada.
Pero medios privados como Televisa o la BBC tomaron de inmediato el caso para culpar a las autoridades por el crimen. Según sus informaciones, los paramilitares a sueldo del gobierno querían utilizar el techo del edificio para colocar francotiradores; habiéndoselo negado por el propietario, los paramilitares lo habrían encerrado en su residencia con su familia antes de prenderle fuego. Esta es la misma tesis defendida por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), que señaló “su complicidad con la policía nacional”. Para otros gobiernos, este argumento parecería simplista, inverosímil e irracional. ¿Quién hubiera defendido la idea de que el gobierno británico podría estar detrás del incendio de la torre Grenfell, por ejemplo? Pero en el caso de Nicaragua, la teoría de la complicidad o incluso la responsabilidad del gobierno se avanza con total normalidad.
Para dar crédito a la historia, la BBC usó el testimonio del único superviviente de la familia: “Personas encapuchadas vinieron con agentes de policía y encerraron a nueve personas en una habitación del segundo piso y nos quemaron vivos”. Según el mismo testimonio, los delincuentes portaban “morteros, armas y bombas molotov”. Debe respetarse el duelo de los supervivientes. Sin embargo, no se puede descartar que en estado de shock, y pidiendo una justicia divina, sientan la necesidad de encontrar un culpable inmediato. Por eso no se puede excluir que su testimonio haya sido influenciado de alguna manera para canalizar su ira y explotarla políticamente. Para pretender acercarnos a la verdad, es necesario buscar información adicional y cruzarla con otros testimonios y documentos.
El problema es que los observadores se enfrentan a una verdadera guerra de imágenes. Filmado desde el balcón de la casa incendiada, un video amateur fue difundido en las redes sociales. Su utilidad es reforzar la tesis de la participación de las fuerzas policiales y las organizaciones parapoliciales. Filmado por el hijo mayor de la familia, Alfredo Pavón, una de las víctimas del incendio, este video es ciertamente interesante. Pero vemos solo cómo un convoy de cinco camionetas policiales se detiene cerca de la casa después de una persecución en motocicleta, luego realiza algunos disparos de intimidación y arresta a un joven motorista. Difícil de utilizarlo como una prueba. Sin embargo, este documento es utilizado para sembrar dudas, o incluso para designar a las autoridades como responsables del crimen. Ampliamente compartida por los medios tras el crimen, el video continúa circulando y alimentando los comentarios de odio …
De hecho, la difusión de estas imágenes ha sido sacada de contexto: la grabación se realizó el 21 de abril, es decir, al comienzo de esta crisis. Lo que revela sobre todo es que esa área precisa había sido escenario de enfrentamientos entre los dos bandos desde el comienzo de la crisis. Lo cual corresponde con la información transmitida por ciudadanos nicaragüenses, quienes indican que los alrededores del barrio Carlos Marx estaban controlados por la oposición. De hecho, es difícil de creer, como dice la oposición, que las fuerzas policiales hayan patrullado ese mismo barrio durante dos meses, sin poder sofocar el movimiento de protesta hasta el 16 de junio, fecha en la cual finalmente decidieron usar el techo de la familia Velásquez para colocar francotiradores. Y eso no es todo. Según la misma versión, al no haber obtenido la aprobación de la familia, las autoridades actuaron brutalmente incendiando la casa. ¿Sin calcular que ello provocaría un resurgimiento de las tensiones en lugar de calmarlas?
En lugar de sentirse intimidados por el crimen en la casa de Velásquez, cuatro miembros del M-19 estuvieron presentes en la escena el mismo día, para grabar un video donde acusan al gobierno de “terrorismo de estado” y llaman a apoyar su movimiento. Aprovechan para enviar un mensaje a la mesa de diálogo: “No vamos a quitar las barricadas, están en nuestras manos y en las del pueblo, no las quitaremos. Quiero que sepan que si el pueblo no se une, terminará con masacres como esta”. Pero sus acusaciones, repetidas por ciertos medios y usuarios de las redes sociales, ¿han sido objeto de una auténtica investigación que reúna elementos suficientes?


¿Represalias contra el derecho al trabajo?


La periodista de TeleSur Madelein García informa de una versión completamente diferente: los responsables del incendio serían”delincuentes reclutados por la oposición”, “encapuchados que atacaron con morteros y cócteles molotov la casa familiar”, después de leer en un medio que los francotiradores de la policía se escondían allí “. García explica que, según una amiga de la familia, “los encapuchados pidieron colchones, el dueño se negó y fue entonces cuando quemaron la casa para vengarse”.
Por otra parte, una perturbadora captura de pantalla del movimiento 19 de abril fue transmitida a través de las redes sociales, donde se observan varias fotos del propietario del local, el padre de familia Velasquez Pavón, acompañado de amenazas explícitas contra él. El documento dataría de 2 días antes del incendio, es decir en el momento del paro organizado por el COSEP. El comentario indica que no había respetado la consigna del paro y prefirió seguir trabajando. Para sus atacantes, eso habría sido suficiente para sospecharlo automáticamente de simpatía hacia el gobierno. El M-19 habría transmitido la identidad y dirección de una de las futuras víctimas, amenazando con “desaparecer” a estos “infiltrados” del sandinismo que “se niegan a hacer la huelga, pretendiendo apoyar al pueblo”.
Desde la difusión de este documento – cuya autenticidad no hemos podido comprobar-, parece que el texto y las fotos han sido eliminados de la cuenta, y los administradores de la cuenta del movimiento explican que sería una falsificación. Una explicación que no convenció a todo el mundo : algunos recuerdan haber visto estas fotos antes del día del incendio. Otros señalaron que el área estaba bajo el control de la oposición, a través de “tranques” (barricadas).
¿A quién creer? Solo disponemos de unos videos amateur publicados por Velasquez Pavon en su cuenta de Facebook en los últimos meses. Presenta con orgullo su taller de fabricación de colchones y dice que trabaja incansablemente. ¿Habría sido el proprietario Velásquez Pavón el blanco de la oposición, o de las fuerzas paramilitares? Dos días después de la huelga patronal, ¿habría habido represalias contra el derecho al trabajo del pueblo nicaragüense? Los muertos no hablan, es difícil responder a estas preguntas. Pero el respeto por las víctimas requiere una verdadera investigación independiente, que es incompatible con la manipulación política y mediática.


¿Quién quiere cobrarse la vida de los sandinistas?


Sin que despierten la misma indignación de los medios de comunicación, otros asesinatos y ataques han tomado claramente por blanco a ciudadanos y edificios asimilados al sandinismo.
El mismo día en que la casa de los Velázquez fue incendiada, una funeraria ubicada a pocos metros de la casa también fue saqueada e incendiada.
También, a proximidad del lugar de los hechos, dos hombres fueron vistos en la calle desmantelando las barricadas de la oposición. Fueron asesinados a tiros a quemarropa. Los asesinos rociaron gasolina en uno de los cadáveres y encendieron el fuego. Antes de partir, colocaron objetos sobre el cuerpo calcinado para crear una escena macabra. Se trataba de Francisco Aráuz Pineda, de una familia histórica de la Revolución Sandinista.
He aquí una secuencia no exhaustiva de acciones violentas que tuvieron lugar en apenas tres semanas:

-El 28 de mayo, la fiscalía de Masaya fue incendiada, mientras que la policía denunció un ataque contra sus oficinas.
-El 29 de mayo, los manifestantes prendieron fuego a las oficinas de Tu Nueva Radio Ya, por ser considerada como un medio progubernamental.
-El 31 de mayo, las oficinas de Caruna, una cooperativa de servicios financieros, fueron incendiadas.
-El 9 de junio, Radio Nicaragua fue destruida por un incendio. Ese mismo día, un joven activista sandinista murió en un accidente de motocicleta al intentar esquivar una barricada en San José de Jinotepe, Carazo.
-El 12 de junio, una pandilla secuestra y tortura brutalmente a 3 trabajadores en el Colegio San José en Jinotepe. En el contexto de los enfrentamientos, 2 militantes sandinistas históricos fueron asesinados. Además, ese día la casa del alcalde fue saqueada y quemada.
-El 13 de junio otro grupo secuestró y torturó brutalmente a Leonel Morales, líder del Sindicato Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN). Los médicos de emergencia en el Hospital Bautista trataron heridas graves causadas por una bala alojada en el abdomen del joven, lo que indicaría una clara voluntad de matar. Los autores de esta agresión vendrían de las proximidades de la Universidad Politécnica de Managua.
-El 15 de junio, un día después de la huelga patronal, el abogado y activista sandinista Marlon Medina Tobal fue asesinado a tiros mientras caminaba junto a una barricada en la ciudad de León. El mismo día, se observaron manifestantes armados con morteros en la ciudad de Jinotepe.
-El 18 de junio, unos delincuentes arrojaron una llanta en llamas dentro de la casa de Rosa Argentina Solís, una dirigente comunal de 60 años… por haber apoyado “plenamente al gobierno del presidente constitucional Daniel Ortega” y recordado que había “ganado las elecciones por mayoría de votos “. El mismo día, la casa de la madre del diputado sandinista José Ramón Sarria Morales fue objeto de un incendio provocado. Luego, nueve miembros de su familia fueron secuestrados y torturados.
-El 18 de junio, el militante sandinista Yosep Joel Mendoza Sequeira, residente del barrio de Simón Bolivar Matagalpa, fue secuestrado y torturado salvajemente. El mismo día, se transmitió un video a través de las redes sociales, donde una joven acusada de simpatizar con el gobierno es humillada y torturada durante un interrogatorio.
-El 21 de junio, después de ser secuestrado por barricadas en Zaragoza, Stiaba, un joven activista juvenil sandinista llamado Sander Bonilla fue salvajemente torturado bajo la mirada impasible de un sacerdote.
-El 22 de junio, un grupo antisandinista disparó contra la casa de la maestra Mayra Garmendia en Jinotega e incendió el edificio donde estaba su familia, que pudo escapar.

Las similitudes con los crímenes perpetrados en Venezuela por la oposición antichavista de 2014 y 2017 sugieren que ante todo esta ola de violencia está motivada por un profundo odio ideológico que va más allá del marco del crimen común.


Cuando los muertos resucitan


A estos ataques brutales que hablan por sí mismos, podemos agregar la confusión que mantienen los propios manifestantes, contando con la complicidad de los medios privados.

-Así, el 23 de abril, al comienzo de las manifestaciones, unos motociclistas que transportaban cócteles molotov dispararon a quemarropa contra Roberto Carlos Garcia Paladino, un hombre de 40 años que murió en el acto. Su madre, Janeth Garcia, denunció que la oposición usó su imagen haciéndolo pasar por un estudiante víctima de la represión. “Están ondeando la bandera con su imagen, como si fuera una bandera de lucha. Pero él no era un estudiante, pueden comprobarlo sin problemas”.
-El 4 de mayo se transmite un video con el testimonio de José Daniel García, quien denuncia el uso de su propia foto en una manifestación, haciendo creer que fue asesinado en los enfrentamientos. Alertado por su madre, García exige que se elimine su foto. Según él, esta “manipulación tiene la intención de engañar a la gente”. Se han identificado casos similares en los que resucitan los muertos:
-El 13 de mayo, un activista del Frente Sandinista, Heriberto Rodríguez, fue asesinado de un tiro en la cabeza, cerca de un cine en Masaya. Los medios privados dicen que fue asesinado durante una manifestación, y lo retratan como un mártir de la lucha antigubernamental, mientras que el medio La Voz de Sandinismo afirma que fue asesinado por bandas de criminales aliados a la derecha.
-El 16 de mayo, un grupo de manifestantes cerca del centro comercial Metrocentro en Managua derribó una instalación de arte realizada en metal, llamada “El árbol de la vida”. Después de haberla derribado, se montaron encima. El cineasta de origen guatemalteco Eduardo Spiegler, que se encontraba en el lugar, fue aplastado por el peso de la construcción de metal y murió en el acto. Su foto es utilizada para hacer parecer que fue un estudiante víctima de la represión, lo que algunos denunciarán como manipulación.
-El 30 de mayo, la familia de Mario Alberto Medina, de 18 años de edad y que murió en septiembre de 2017,condena las “acciones inescrupulosas de las personas que están usando las fotografías del joven para agregarlas a la lista de muertos”.

Otras personas también descubrieron la presencia de su nombre o foto en una lista de muertos reclamados por los manifestantes: Christomar Baltodano, Karla Sotelo, Marlon Joshua Martínez, Marlon José Dávila, William Daniel González … Como en Venezuela en 2014, el público ha sido intoxicado por una campaña masiva de noticias falsas a través de las redes sociales.


Observadores del “lado bueno” de la barricada


Si queremos ampliar la perspectiva, a falta de poder exponer la historia larga, es necesario volver a la cronología de los acontecimientos. El 15 de junio, el diálogo de paz bajo mediación de la Iglesia se reanudó después de que las conversaciones se hubiesen interrumpido. La nueva agenda entre el gobierno y la oposición renovaba la autorización concedida a una lista de organizaciones internacionales a participar en las misiones de observación en el país, para “identificar todos los asesinatos y actos de violencia al igual que sus responsables, con un plan integral para atender a las víctimas a llevar a la justicia efectiva”. Entre ellos se encontraban los observadores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la UE.
Organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (alineados con Washington), la CIDH ya había llevado a cabo una misión entre el 17 y 21 de mayo. Luego continuó emitiendo comunicados, el último de los cuales coincidió con el día del paro. Su balance atribuye al gobierno de Daniel Ortega la responsabilidad central en esta crisis, al mismo tiempo que reconoce la presencia de grupos armados con “morteros artesanales rellenos de pólvora” en las filas de los manifestantes. La frase no es muy elocuente: es poco probable que el lector del informe se imagine las escenas de horror de las que estos grupos han sido responsables.
El 14 de junio, el Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense respondió en una carta que el trabajo de la CIDH aún no había tenido en cuenta “pruebas de crímenes atroces, tratos crueles y degradantes, secuestros y otros actos de violencia cometidos contra la población – y especialmente contra funcionarios públicos y personas conocidas como sandinistas “. Dada la postura sesgada de la que es acusada, la autorización para visitar los locales que el gobierno de Ortega otorgó a la CIDH el 26 de junio debe ser considerada como una concesión en el marco de las negociaciones de paz entre las dos partes. Sobre todo porque instituciones como Amnistía Internacional ya han demostrado claramente que están del otro lado de la barricada, haciendo oídos sordos a los testimonios que perturban la narrativa dominante.
Por lo tanto, se requiere precaución. Si asumimos la hipótesis de un motivo político detrás del aterrador crimen de la casa de Velásquez, la llegada de los investigadores de la CIDH podría haber sido una motivación especial para atraer la atención de la opinión pública internacional. De todos modos, no pasó mucho tiempo para que eso sucediese.
Primero, el 18 de junio, la Alianza Cívica, el movimiento político de oposición que ha entablado un diálogo con el gobierno, anunció su abandono de la mesa de negociaciones y exigió la presencia de observadores externos. Las reacciones fueron inmediatas, especialmente la del representante de la OEA, Luis Almagro y la CIDH … y, finalmente, el inevitable comunicado de la vocera del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, condenando la ‘violencia actual patrocinada por el gobierno, incluido el ataque del 16 de junio contra la residencia y el comercio de una familia …”. Nauert recomienda al gobierno que continúe de acuerdo con los puntos de la agenda de paz, incluida la visita planeada de observadores de la CIDH. Su conclusión es significativa: Estados Unidos toma nota del “llamamiento general de los nicaragüenses a las nuevas elecciones presidenciales” y “considera que las elecciones serían una forma constructiva para avanzar”… ¿Hacia dónde?
Esta declaración contiene una amenaza apenas velada; es una injerencia a la soberanía de Nicaragua. Se basa en un nuevo equilibrio de poder, a partir de la secuencia de mediados de junio – el paro y el acuerdo de paz, socavado por la nueva violencia del fin de semana, que ha tenido el efecto de abandono de la mesa de diálogo por la oposición. Por lo tanto, Nauert ejerce presión sobre el gobierno de Ortega, que ahora se enfrenta, por un lado, con un aumento de la violencia callejera y la falta de diálogo con la oposición política, y por otro lado con la llegada de las misiones de observación – quienes probablemente ya hayan decidido de antemano la conclusión de su informe.


¿La política del “cambio de régimen” es algo del pasado?


A menos que les haya afectado una ingenuidad galopante, todos habrán notado que Estados Unidos sigue considerando a América Latina como su patio trasero. Porque no podemos descartar el papel desempeñado en Nicaragua por cierto activismo internacional, que tiene por epicentro el Congreso de Estados Unidos, donde la Ley Nica fue aprobada en noviembre pasado. Bajo la iniciativa de Ros-Lehtinen, un miembro electo del partido republicano, anticastrista de origen cubano, esta ley apunta a asfixiar la economía nicaragüense, bloqueando los préstamos internacionales. ¿El motivo? Las “violaciones a los derechos humanos, la regresión de la democracia en Nicaragua y el desmantelamiento del sistema de elecciones libres en este país”.
Cuando Estados Unidos se presenta como el Defensor de los Derechos Humanos y el Campeón de la Democracia en El Mundo, dębe recordarse que en los ultimos años los organismos que “promueven la democracia” como USAID o la NED han regado de dólares los movimientos de oposición (apoyo que los manifestantes no ocultan por cierto). Simultáneamente, el senador estadounidense Marco Rubio propuso usar la Ley Magnitsky como un arma de sanciones financieras contra el vicepresidente de la empresa mixta Albanisa. ¿A qué objetivo apuntaba Rubio? “No solo apoyar el deseo de nuevas elecciones cuanto antes, sino también para cambiar la constitución, porque un nuevo gobierno sobre la base de la corrupción y la dictadura es mas o menos lo mismo”. Ayudar a derrocar al gobierno elegido por el pueblo de Nicaragua no es suficiente, asi que hay que escribir una nueva constitución directamente en su Lugar, ¡para evitar que esos latinos vuelvan a sus malas costumbres !
Todos estos mecanismos de desestabilización responden a las diferentes fases de una auténtica guerra híbrida. En opinión de los estrategas neoconservadores, el “caos constructivo” es mucho mejor que perder los antiguos espacios de influencia directa en beneficio de otras potencias competidoras. Si Nicaragua se encuentra nuevamente en la línea de mira del imperialismo estadounidense, es porque las verdaderas razones son principalmente económicas.


Nicaragua, teatro de una larga guerra estratégica estadounidense


Ya desde 1825 la Federación Centroamericana, república surgida de las guerras por la independencia, había encargado un estudio para la creación de un canal a través de la ruta del Lago Nicaragua. Era un proyecto estratégico para el desarrollo económico y la supervivencia de la joven república. Pero a partir de la separación de Nicaragua el 30 de abril de 1838, la Federación Centroamericana se dividió en seis entidades políticas diferentes: Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Se acabó el proyecto de integración económica en la región…


Para Estados Unidos, la división de América central ofrecía muchas ventajas desde un punto de vista estratégico. En 1846 el gobierno colombiano firmó con ese país el Tratado Mallarino-Bidlak, por el cual Colombia debía asegurar el libre tránsito en aquella región, donde EE.UU. proyectaba crear un canal interoceánico. Apoyándose en la propuesta del capitán de la marina estadounidense Alfred Thayer Mahan, EE.UU. contemplaba la secesión de Panamá con el objetivo de controlar el comercio marítimo a través de la creación de un canal transatlántico. El nuevo acuerdo ofreció a las tropas estadounidenses el pretexto de intervenir militarmente en 14 ocasiones el territorio de Panamá perteneciente a Colombia. Esas agresiones se apoyaban en las bases jurídicas del tratado. Así es como EE.UU tuvo un papel decisivo en la separación de Colombia y el departamento de Panamá el 3 de noviembre de 1903.
Recordemos que desde 1823, EE.UU había lanzado una advertencia a las potencias europeas que tendrían la tentación de tomar el control sobre las jóvenes repúblicas nacientes. Era la famosa Doctrina Monroe : “América para los americanos”. Al presentarse como contrario al colonialismo europeo, EE.UU se guardaba un “derecho de injerencia” sobre sus vecinos del Sur.
Así pues, en 1850 EE.UU firmó un tratado similar con Inglaterra, que desde 1661 había establecido un protectorado en la región costera de Mosquitia, aliándose a los indios Mosquitios contra los españoles. El acuerdo entre ambas potencias contemplaba que se repartieran el control de la costa y el tránsito del futuro canal. Sin embargo, en 1860 Nicaragua firmó un pacto con Inglaterra por el cual esta última renunciaba formalmente al protectorado. En su lugar fue creado el Reino de Mosquitia, con una constitución basada en las leyes inglesas. En 1904, Mosquitia fue finalmente incorporada a Nicaragua.
El 6 de diciembre de 1904, durante el Congreso de EE.UU., el presidente Theodor Roosevelt proclamó la doctrina del “Big stick”, también conocida como “Corolario Roosevelt”. Esta política exterior fue practicada en el periodo comprendido entre 1898 y 1934, cuando para proteger sus intereses comerciales Estados Unidos ocupó varios países latinoamericanos, en lo que sería conocido como las Guerras Bananeras. William Howard Taft, quien había sido designado Secretario de la Guerra en la administración del gobierno de Roosevelt, no dudó en recurrir a la fuerza en varios países. Significativamente, fue el mismo Taft quien recibió el encargo de supervisar la construcción del canal de Panamá, cuya inauguración tuvo lugar finalmente en 1914.
Hay que recordar que el proyecto inicial de construcción del Canal de Panamá había sido otorgado en primer lugar por Colombia a Francia, mediante la firma del convenio Salgar-Wyse. Las obras, dirigidas por Fernando Lesseps, el ingeniero responsable del Canal de Suez en Egipto, comenzaron en 1878 y duraron diez años hasta que se abandonaron en 1888. El abandono del proyecto por parte de los franceses hizo que Estados Unidos retomara la idea del Canal y encargara un estudio del Congreso de EE.UU. a la Comisión Walker. Finalmente se eligió a Nicaragua y fue firmado un tratado de construcción. Pero este país se opuso a la concesión de una ruta prevista por EE.UU., y consideraba la posibilidad de otorgársela a Alemania. Como represalia, en agosto de 1912, EE.UU envió a Nicaragua sus tropas, que sólo se marcharían tras 21 años de ocupación, convirtiendo ese país en una especie de protectorado. La invasión respondía al objetivo de evitar que otro país construyera un canal en la zona. En 1916, el gobierno de Adolfo Díaz reciéntemente “electo” con el beneplácito de los marines estadounidenses, firmó con EE.UU. el Tratado Bryan-Chamorro, por el cual ese país obtenía la concesión para el canal por una duración de 99 años, y la autorización de instalar una base naval.
El éxito del Canal de Panamá y la larga invasión de Nicaragua por parte del EE.UU. arrojaron el otro proyecto del canal al olvido. Pero no para siempre. Daniel Ortega, el líder histórico de la Revolución Sandinista que fue presidente de Nicaragua en la década de 1980 y reelecto en 2006, retomó la idea. En 2013, la Asamblea Nacional aprobó una ley que otorga la concesión del nuevo Canal Transoceánico a la empresa privada china HKND. Si viera el día, el Canal de Nicaragua sería tres veces más grande que el de Panamá. En otras palabras, este tendría un serio problema de competencia.

www.investigaction.net

Siguenos en twitter:
https://twitter.com/DifusionRebelde