martes, 17 de enero de 2012

Para el gobierno de EEUU protestar es `terrorismo de baja intensidad´



Un examen realizado por el Pentágono considera la "protesta" (entendida como manifestación) como una forma de "terrorismo de baja intensidad", una definición que ha provocado una fuerte reacción por parte de los activistas.

Organizaciones en defensa de los derechos civiles y grupos de activistas de diversa ideología política - desde Bill Wilson, presidente de Americans for Limited Government y defensor de las manifestaciones del Tea Party, a asociaciones como la American Civil Liberties Union y el movimiento Occupy Wall Street- han mostrado su desacuerdo antes estas declaraciones, tal y como recoge el portal fownews.com.


La pregunta en cuestión era la siguiente: "¿cuál de los siguientes es un ejemplo de bajo nivel contra el terrorismo?: atacar el Pentágono, IEDs, los crímenes de odio contra grupos raciales o las protestas". La respuesta correcta, de acuerdo con el examen, es "protestas". La respuesta de los activistas no se ha hecho esperar. Varias decenas de personas que llevan años siendo vigiladas por las autoridades de EEUU por haber participado en diversas manifestaciones contra la guerra han asegurado estar "furiosos".


"Eso es ilegal", ha indicado en este sentido George martin, co-presidente nacional de Unidos por la Paz y la Justicia. "La protesta en términos de la disidencia legal tiene que ser reconocida, especialmente por las autoridades", ha añadido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario