viernes, 10 de junio de 2011

Spanish revolution : No dimite Puig, ni Rubalcaba…¡hay que echarlos!

inSurGente.org

Mañana sábado se constituyen la inmensa mayoría de las nuevas corporaciones locales. En un hecho absolutamente novedoso hay convocadas cientos de concentraciones, sentadas y asambleas ante la puerta de los Ayuntamientos para manifestar la repulsa con una clase política que vive ajena a los problemas e inquietudes de las personas.
Es cierto, están ahí dentro porque alguien les votó, pero no lo es menos que la desafección de los electores con cada uno de los partidos es una evidencia. La resistencia y la protesta pacífica que viene protagonizando Democracia Real Ya ha tenido dos episodios represivos de una gran gravedad. Tanto en Barcelona como en Valencia han actuado las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con la misma violencia que en los últimos setenta años, en este sentido no hay novedad, los mismos poderes económicos, los mismos defensores del régimen.

 

Los responsables de la represión son Felip Puig como consejero de Interior de Cataluña (los Mossos fueron los represores en Barcelona), y Alfredo Pérez Rubalcaba como ministro del Interior (la policía nacional fue la represora en Valencia), y como tales tendrían que dimitir. Es seguro que eso no va a ocurrir en ninguno de los dos casos, de hecho, ya han salido en apresurada defensa de los represores diciendo cosas como que los manifestantes “los habían insultado”(sic).

La protesta ciudadana debe seguir creciendo, aún con los problemas organizativos que se perciben, -propios de décadas donde formar parte de una estructura partidaria era mal visto-, y hacerlo dando paso a un gran bloque de personas de ideología anticapitalista, que provoque el temor en la actual casta política dirigente. Los tiempos que vivimos, y los que vienen, van a ser muy duros para los trabajadores, para los desempleados, para los jóvenes. Nuestra principal arma será estar organizados, es como más les duele a los enemigos de clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario